Las costuras son los puntos débiles de las bolsas, la mayoría de ellas están termosoldadas a alta frecuencia para evitar la infiltración de agua, pero existen 3 categorías para los cierres: El cierre plegable de 3 vueltas. Eficaz y con un aspecto incomparable, permite una rápida inmersión total en el agua, protegiendo su contenido del agua y el polvo. Las bolsas con cremallera. Estas bolsas son más prácticas que las bolsas plegables y a veces están forradas con una solapa protectora cuando la cremallera en sí no es impermeable. Tengan en cuenta que las bolsas con el cierre patentado TIZIP son IPX7 a prueba de agua. Todas las bolsas con cremallera permiten un mejor acceso al contenido sin tener que desempacar todo. Las cajas sumergibles. El deber de proteger sus equipos eléctricos, son resistentes tanto al polvo como al agua. Con un interior de espuma desmontable, proporcionan una protección perfecta con sus carcasas rígidas y juntas tóricas.